Relatos Nayarit. un espacio de Óscar Verdín Camacho

Anulan fallo por despido contra trabajador de Coca-Cola

 

* Un Tribunal Colegiado concede amparo a Isidoro Hernández y ordena que se acepten los testimonios de otros trabajadores de la embotelladora.

 

Por ÓSCAR VERDÍN CAMACHO/relatosnayarit

Jueves 1 de julio, 2010

 

La demanda laboral contra la empresa Coca-Cola, formulada por el trabajador Isidoro Hernández Florentino, que fue despedido el año pasado, será reiniciada por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje puesto que Isidoro recientemente ganó un amparo directo.

El lunes 28 de junio, el Segundo Tribunal Colegiado de esta ciudad reveló que en el número de juicio 154/2010, promovido por Hernández Florentino, fue concedido el amparo y protección de la justicia federal, mientras que en el 153/2010, formulado por la embotelladora, se negó.

De acuerdo con Benjamín Sandoval, abogado del quejoso, la resolución del Tribunal Colegiado es para el efecto de que la Junta Federal de Conciliación reciba los testimonios de otros trabajadores de la Coca-Cola, que en mayo del 2009 conocieron la problemática que se generó por el raquítico pago de utilidades, lo que llevó a Isidoro a suspender el llenado del refresco durante unos minutos.

Sandoval añadió que el Tribunal Colegiado no aceptó que entre las nuevas declaraciones sea incluida la de la diputada federal Martha Elena García Gómez, como lo solicitó el propio Isidoro Hernández.

Martha Elena, esposa de Antonio Echevarría Domínguez –cabeza del Grupo Álica que administra la Coca-Cola en Nayarit-, tuvo participación directa para que Isidoro fuera reinstalado en su trabajo, cuando se generó el problema al interior de la empresa.

En marzo pasado, aquí fue detallada la sentencia de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje dentro del expediente 698/2009, que se pronunció para que Hernández fuera indemnizado, pero no contempló su reinstalación puesto que, precisó, al tomar la decisión de suspender el lleno del refresco, adoptó una postura unilateral, sin procedimiento previo conforme a la ley, por lo que en el fallo se determinó que la Coca-Cola sí tenía facultades para despedirlo.

Por cierto, en la sentencia, la autoridad laboral desmenuzó la forma en que el sindicato ha obtenido jugosos recursos mediante descuentos por cuotas “extraordinarias” a los trabajadores que representa, en complicidad con la empresa.

Según la Junta Federal, la ley contempla las cuotas ordinarias, pero cuando se trata de descuentos extraordinarios, debe mediar un aviso previo al trabajador y su consentimiento, sin embargo en el caso no se hizo.

Con el amparo obtenido por Isidoro Hernández, el expediente será reabierto en los próximos días en la Junta Federal. Es decir, el fallo anterior ha sido anulado.

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: