Relatos Nayarit. un espacio de Óscar Verdín Camacho

Suman 130 asesinatos en Nayarit; 45 en Tepic

 

* El municipio de Tepic puntea el número de víctimas mortales, seguido de Bahía de Banderas, Xalisco, Del Nayar y Acaponeta.

 

Por ÓSCAR VERDÍN CAMACHO/relatosnayarit

Martes 26 de mayo, 2010

 

Ejecuciones, el pan de cada día. (Foto: PGJ)

 

Un policía estatal abatido a balazos en esta ciudad, en enero pasado, podría decirse que representó el inicio de una interminable racha de violencia que padece el estado, de balaceras, de ejecuciones, de enfrentamientos, de pánico…de sangre.

Lo que antes era esporádico se convirtió en la plática de todos los días. Si antes sorprendían los asesinatos, ahora la sorpresa es cuando transcurren algunos días sin que se reporten más.

La estadística es terrible para un estado como Nayarit, en otros años considerado uno de los más tranquilos del país: 130 homicidios violentos en lo que va del año –cifra extraoficial-, la mayoría de ellos producto, claramente, de rivalidades entre grupos de delincuencia organizada.

De enero a la fecha no sólo se ha conocido el asesinato de policías municipales, un agente estatal y un federal; también ya ocurrió una balacera en una funeraria que dejó tres muertos; igualmente han sido asesinadas mujeres, madres; se ha ultimado a hombres en montón para luego prendérseles fuego; también han caído por las balas varios menores de edad; ya vimos en Tepic un operativo de fuerzas federales apoyándose con helicópteros…

Todo ello a plena luz del día o en la noche.

Ya vimos mucho y sin embargo, la versión popular es que habrá más.

 

ZONAS DE GUERRA

 

Todo ello desde enero y cuando el mes de mayo ya dio cuenta de que no hay tregua: la matanza continúa. Hasta ayer se contabilizaban 26 homicidios violentos en el mes, de los cuales al menos 18 fueron ejecuciones.

Las versiones populares que ubicaban a distintas colonias de Tepic como asentamientos tradicionales de narcotraficantes quedaron sin sustento. Los enfrentamientos, ejecuciones, levantones, decomisos de armas, han sido por todos lados: colonias como San Juan, Indeco, López Mateos, Acayapan, zona del libramiento, Ciudad del Valle, Morelos, Las Brisas, Tecolote, 2 de Agosto, Gobernadores, Moctezuma, Los Fresnos, zona centro, Sauces, Lagos del Country, Lázaro Cárdenas, por citar algunas, han dado cuenta de esos hechos.

Por municipios, el mapa que arrojan los homicidios ubica varias zonas del estado en situación crítica: Tepic y Xalisco en la zona centro, Bahía de Banderas en la costa sur, Acaponeta en el norte del estado, e incluso el municipio Del Nayar.

Tan sólo en el municipio de Tepic se contabilizan 45 homicidios intencionales; en Bahía de Banderas suma 18; en Xalisco 17; en Del Nayar 12; y en Acaponeta nueve.

En cambio, municipios como Amatlán de Cañas, Jala, Ixtlán del Río, Ahuacatlán y San Pedro Lagunillas presentan números bajos.

 

ESTOS MESES

 

El asesinato de un policía estatal, además del enfrentamiento en la avenida Insurgentes frente a la farmacia CMQ, marcaron el mes de enero.

La balacera de CMQ, que dejó cinco muertos, además de heridas a personas que pasaban por el lugar, significó también el punto de partida de operativos entre policías y militares, los cuales sin embargo no han podido frenar el incremento de la violencia.

El uno de febrero, en conferencia de prensa horas después de esa balacera, el procurador General de Justicia Óscar Humberto Herrera López se lanzó a una aventura: aseguró que en Nayarit se cometían menos de 80 homicidios violentos por año, dato muy lejano de la realidad. Los caídos ya suman 50 más de ese número, cuando aún no concluye el mes de mayo.

Precisamente febrero dio cuenta de numerosos hechos violentos: un policía municipal abatido en Santa María del Oro, una mujer en Tepic, cuatro hombres encontrados en una narco fosa en Bahía de Banderas, fueron sólo algunos de los 29 homicidios violentos registrados por distintos medios de información durante ese mes, incluidas las ejecuciones o enfrentamientos entre grupos del crimen organizado.

A pesar de que en marzo hubo una disminución en cuanto al número de homicidios, para sumar 17 –suma extraoficial, se insiste-, se registraron sucesos violentos de los que la ciudadanía estuvo pendiente: la ejecución de un joven en la avenida Rey Nayar, cerca de las instalaciones de la feria; el asesinato de otro hombre en el acceso a Lagos del Country; o el de un adolescente de 15 años en Xalisco, todos ellos a balazos.

La locura llegó al mes de abril con poderosa fuerza. 39 homicidios intencionales ocurridos en distintas partes del estado dieron cuenta de ello.

Los caídos fueron muchos: un policía municipal abatido en Acaponeta; un joven ultimado dentro de un complejo exclusivo en Nuevo Vallarta; 12 cuerpos encontrados en el municipio de Xalisco, nueve de ellos calcinados; el operativo de fuerzas federales en la colonia San Juan que dejó tres muertos, un policía federal entre ellos, son algunos de los casos que más llamaron la atención.

Mención especial significa lo ocurrido en las colonias Indeco y López Mateos, así como sus alrededores, a mediados de abril. Durante varias noches consecutivas hubo tiroteos, estallido de granadas, ejecuciones. La pugna entre los grupos no se detuvo y se trasladó a la funeraria San José, donde otros tres hombres fueron abatidos, uno de ellos un músico de mariachi que había ido a tomarse un café, después de amenizar en una fiesta.

En el mes de abril también se sembró el pánico en el interior de la Procuraduría General de Justicia, donde fueron accionadas armas de fuego. Que si fue una confusión, que si un agente nervioso, que si fue porque había un grupo de sospechosos en el interior.

El asesinato de un joven de 17 años, hijo de un militar de importante grado, también ocurrió en abril.

 

Y MAYO

 

Extraoficialmente, hasta abril se habían cometido 104 homicidios violentos en el estado. Jefes de policía creen que el número es mucho mayor porque decenas de personas han sido levantadas y hasta el momento no han aparecido.

Ayer, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó el hallazgo de un cadáver que corresponde a un hombre de aproximadamente 40 años, que fue enterrado cerca del poblado El Limón, municipio de Tepic. Se calcula que el homicidio a balazos ocurrió hace unos cinco días o el fin de semana.

Cuando hay un ejecutado sin identificar, por el Servicio Médico Forense desfilan decenas de personas para verificar si se trata de su pariente desaparecido.

Si los primeros cuatro meses del año han dado para llenar, en mayo los asesinatos continúan. Y nuevamente el municipio de Tepic lidera las ejecuciones con 10, de los 13 homicidios violentos registrados.

Así, el nivel de violencia que padece el estado es impresionante. Nunca antes visto.

Nunca.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

pues lo mismo digo yo antes en acaponeta se podia bacacionar tranquilo a hora ni de broma boy me entere de un homicidio en mi barrio cuando estaban los hechos llamaron alos soldados y la linea estaba ocupada en ese momento despues llegaron como que si ya sabian algo

Mendigas autoridades no sirven para nada el gobierno dice estar combatiendo a los criminales pero la verdad yo no veo mejoria alguna sino todo lo contrario

EXCELENTE INFORMACIÓN OSCAR CADA VEZ EL ESTAR INFORMADO, PREVEE MUCHAS SITUACIONES EN LA SOCIEDAD.

porque el gobierno no hace nada para atrapar a todo s los matones, parece que les tienen miedo, tantas balaceras y ellos no llegan a tiempo, vivo muy cerca de donde an sido todos las balaceras, y puedo decir que despues de que se terminan los tiroteos, pasan como 20 min. para que se oiga una sirena, que onda pues, donde esta su operativo coordinado, no sirve para nada, porque ya no se sabe si los retes que pone el gob. son de ellos o de los nnaarrccoosss, estamos mal ney..

Añadir un Comentario: